Especies y tipos de hormigas

Las hormigas pueden ser los insectos más exitosos de la Tierra. Se han convertido en sofisticados insectos sociales que llenan todo tipo de nichos únicos. Desde hormigas ladronas que roban de otras colonias hasta hormigas tejedoras que cosen casas en las copas de los árboles, las hormigas son un grupo diverso de insectos. En esta sección encontrarás los diversos tipos y especies de hormigas del mundo.

 

Aunque se conocen cerca de 14.000 especies de hormigas (y se estima pueden ser 22.000) solo hay 3 tipos principales de hormigas, a veces llamadas castas. Estas son la hormiga reina, obrera y macho. En algunas especies existen subtipos de estas hormigas, por ejemplo las hormigas soldados, que son un tipo especializado de obreras.

Castas o tipos de hormigas

Hormiga reina

Hormiga carpintera negra reinaLa reina es el punto focal de la colonia. Todo el trabajo que se está haciendo es para asegurarse de que su puesta de huevos puede continuar. Ella es la madre de todas las obreras y protegida ferozmente por sus hijas. Aunque desde una perspectiva evolutiva, esto no es un acto de amor, sino una forma de maximizar la posible propagación de sus genes.

Debido a que las obreras no ponen huevos propios, la reina se convierte en la hormiga más importante de la colonia. Mientras que algunas especies de hormigas sólo tienen una reina (monoginia), hay especies cuyas colonias pueden tener varias (poliginia).

Las reinas de las hormigas nacen con alas grandes. Éstas van acompañadas de un gran tórax, debido a que allí se encuentran los músculos de las grandes alas. Cuando se aparea y está a punto de fundar su colonia, se muerde las alas (o se las arranca con las patas), simplemente porque ya no las necesita.

Las reinas también tienen un gran abdomen elástico que crecerá cuando de inicio puesta de huevos. Se compone de cuatro a cinco segmentos, conectados por un material delgado pero elástico.

Hormigas macho

hormiga carpintera negra machoAl igual que las reinas, los machos tienen alas grandes y cuerpos más grandes que las hormigas obreras. A diferencia con el cuerpo de la reina, los abdómenes de los machos son bastante delgados. También tienen colgajos debajo que pertenecen a sus órganos sexuales. Éstos son siempre visibles aunque a veces resulta difícil detectarlos.

Luego de nacer, los machos empiezan a vagar por el nido. La mayoría de las veces, no realizan ninguna de las tareas de la colonia, sino que más bien esperan los vuelos nupciales, cuando despegan las nuevas reinas. Su misión no es contribuir a la colonia, sino aparearse con tantas hembras como sea posible.

Cuando llega el gran día, los machos mueren en la hora siguiente al apareamiento. Si tienen suerte, pueden sobrevivir unos días. Pero desafortunadamente, en el mundo de las hormigas, no hay vida para una hormiga macho después del apareamiento. Para entonces, las hembras están muertas o bajo tierra, fundando sus nuevas colonias.

Los machos son casi siempre de color oscuro, independientes de los esquemas de color de otras castas. Esto hace que sea muy difícil saber cuál es su especie, porque muchos machos tienen el mismo aspecto.

Hormigas obreras 

Hormigas que comen maderaLa trabajadora, es el tipo más numeroso. Durante el curso de la evolución han sacrificado su habilidad para engendrar sus propias crías. Esto ha hecho que sus ovarios sean pequeños. La mayoría de las obreras tienen la capacidad de poner huevos, pero como no están apareadas, sólo pueden producir machos. Para producir una hembra, las hormigas necesitan esperma de un macho.

Las hormigas obreras no llevan alas. Nacen en la colonia y nunca tienen que viajar grandes distancias a lugares remotos. Su trabajo es atender a la reina, los huevos, larvas y pupas, cavar túneles y cámaras y expandir y asegurar el nido. Recolectan alimentos, humedad y materiales para proteger a la colonia de depredadores y parásitos. Su nombre de casta es bien merecido.

En cuanto al tamaño, las obreras suelen diferir mucho entre sí cuando se comparan especies, pero la norma es que son más pequeñas que las reinas y los machos. Las hormigas trabajadoras también pueden ser de diferentes formas aun dentro de la misma especie, ya que existen obreras especializadas para cumplir tareas muy específicas dentro de la colonia. Como por ejemplo:

  • Hormiga soldado: Estas obreras especializadas suelen ser más grandes que una obrera regular. Las cabezas suelen estar agrandadas debido a los grandes músculos de la mandíbula, y las mandíbulas pueden tener formas especiales (para triturar semillas, cortar madera o para la defensa).
  • Hormiga gamergate o reina sustituta: Estas obreras, son capaces de aparearse y reproducirse, en menor medida y mas lento que una reina. Normalmente se ocuparan de la función reproductiva cuando la reina fallece por cualquier razón, pudiendo haber varias reinas sustitutas activas en una misma colonia.
  • Hormiga replete: Trabajadoras cuyos abdómenes están muy distendidos con comida líquida y que funcionan como reservorios vivos; esta comida se comparte con otros miembros de la colonia por medio de la regurgitación

Especies de hormigas

En la siguiente lista conocerás las especies de hormigas más comunes y las más sorprendentes que existe:

1. Hormiga rufa

Hormiga rufa

También conocidas como hormiga roja europea y por su nombre de género formica rufa, construyen nidos en forma de montículos en áreas abiertas. Una especie de hormiga de campo, la hormiga Allegheny, construye montículos de hasta 6 pies de ancho y 3 pies de alto. Debido a este hábito de construir montículos, las hormigas de campo a veces son confundidas con hormigas de fuego, que son mucho más pequeñas.

La hormiga rufa mide de 5 a 9mm, y varían en color según la especie. Pueden unirse para crear supercolonias con cientos de millones de hormigas trabajadoras repartidas a lo largo de miles de kilómetros. Las hormigas formica se defienden mordiendo y rociando ácido fórmico en la herida, un químico irritante y aromático.

2. Las hormigas carpinteras o camponotus

Las hormigas carpinteras no comen madera como las termitas, pero sí excavan nidos y túneles en madera estructural. Las hormigas carpinteras prefieren la madera húmeda, así que si has tenido una fuga o inundación en tu casa, debes estar alerta con estos insectos. Sin embargo, las hormigas carpinteras no siempre son plagas. En realidad, proporcionan un servicio importante en el ciclo ecológico como descomponedores de la madera muerta.

Las hormigas carpinteras son omnívoras y se alimentan de todo, desde la savia de los árboles hasta insectos muertos. Son bastante grandes, con los trabajadores principales midiendo hasta una pulgada de largo.

3. Hormigas ladronas

Hormiga ladrona

Las hormigas ladronas, también llamadas comúnmente hormigas de grasa, buscan alimentos ricos en proteínas como las carnes y grasas. Robarán tanto el alimento como las crías de otras hormigas, de ahí el nombre de hormigas ladronas. Las hormigas ladronas son muy pequeñas, miden menos de 2 mm de largo.

Las hormigas ladronas invaden las casas en busca de comida, pero generalmente anidan al aire libre. Si se instalan en su casa, puede ser difícil deshacerte de ellas, ya que su pequeño tamaño les permite ocultarse en muchos lugares. Las hormigas ladronas son frecuentemente mal identificadas como hormigas faraonas.

4. Hormigas de fuego o colorada

Hormiga colorada

Las hormigas de fuego o Solenopsis invicta, defienden sus nidos agresivamente y enjambran cualquier organismo que perciben como una amenaza. Se dice que las mordeduras y picaduras de las hormigas de fuego se sienten como si te estuvieran prendiendo fuego, dando origen a su nombre común.

Las personas con alergias al veneno de abejas y avispas también pueden ser alérgicas a las picaduras de las hormigas de fuego. Estas construyen montículos, generalmente en lugares abiertos y soleados, por lo que los parques, granjas y campos de golf son particularmente vulnerables a las infestaciones de hormigas de fuego.

5. Hormigas cosechadoras

hormiga cosechadora

Las hormigas cosechadoras habitan en los desiertos y praderas, donde cosechan semillas de plantas como alimento. Almacenan las semillas en nidos subterráneos. Si las semillas se mojan, las obreras de la hormiga cosechadora transportan los alimentos a la superficie para secarlos y evitar que germinen.

Las hormigas cosechadoras construyen montículos en áreas de césped y defolian el área alrededor de su nido central. Como las hormigas de fuego, las hormigas cosechadoras defienden su nido infligiendo mordeduras dolorosas y picaduras venenosas.

6. Hormigas cortadoras de hojas 

Las hormigas cortadoras de hojas, u hormigas cultivadora de hongos pertenecen al género Acromyrmex. Eran expertas en agricultura mucho antes de que el hombre plantara semillas en el suelo. Las obreras cortan trozos de material vegetal y los llevan de vuelta a su nido subterráneo. Las hormigas mastican las hojas y utilizan los trozos de hojas parcialmente digeridos como sustrato para cultivar hongos, de los cuales se alimentan.

Las hormigas cortadoras de hojas incluso usan antibióticos, producidos de cepas de la bacteria Streptomyces, para inhibir el crecimiento de hongos no deseados. Cuando una reina comienza una nueva colonia, lleva consigo un cultivo inicial de hongos al nuevo sitio de anidación.

7. Hormigas locas

Hormigas locas

Hormiga Leonada u zancona (Anoplolepis gracilipes), a diferencia de la mayoría de las hormigas, que tienden a moverse en líneas ordenadas, las hormigas locas parecen correr en todas direcciones sin un propósito claro, como si estuvieran un poco locas.

Tienen patas y antenas largas; y pelos gruesos en el cuerpo. A las hormigas locas les gusta anidar en la tierra de las macetas. Si se abren camino hacia adentro, estas hormigas pueden ser difíciles de controlar. Por alguna razón, a las hormigas locas les gusta arrastrarse dentro de las rejillas de ventilación de los equipos electrónicos, lo cual puede causar que las computadoras y otros aparatos se apaguen o averíen.

8. Hormigas domésticas olorosas

Hormigas negras

Las hormigas domésticas olorosas o Tapinoma sessile, hacen honor a su nombre. Cuando el nido está amenazado, estas hormigas emiten ácido butírico, un compuesto maloliente. Este hedor defensivo a menudo se describe como un olor a mantequilla rancia o a cocos podridos.

Afortunadamente, las hormigas domésticas olorosas generalmente permanecen al aire libre, donde anidan bajo piedras, troncos o mantillo. Cuando invaden una casa, por lo general es en un viaje en búsqueda de dulces para comer.

9. Las hormiga mielera

Hormigas de miel

Las hormigas mielera  viven en los desiertos y otras regiones áridas. Las obreras alimentan un líquido dulce, hecho de néctar forrajero e insectos muertos, a obreras especiales llamadas repletes. Las hormigas repletes son las verdaderas hormigas de miel, que funcionan como barriles vivientes y respirantes. Cuelgan del techo del nido y expanden sus abdómenes en una bolsa en forma de baya que puede contener 8 veces su peso corporal en “miel”.

Cuando los tiempos se ponen difíciles, la colonia puede vivir de esta fuente de alimento almacenado. En las regiones donde viven las hormigas mieleras, la gente a veces las come.

10. Hormigas guerreras

Hormigas guerreras

Las hormigas guerreras son nómadas. No hacen nidos permanentes, sino que viven en nidos de roedores vacíos o en cavidades naturales. Las hormigas guerreras son típicamente nocturnas, con obreras casi ciegas. Estos carnívoros realizan redadas nocturnas de otros nidos de hormigas, pican a sus presas y les arrancan ferozmente las patas y las antenas.

Las hormigas guerreras se quedan en un lugar cuando la reina comienza a poner huevos nuevos y las larvas comienzan a pupar. Tan pronto como los huevos eclosionan y las nuevas obreras emergen, la colonia sigue adelante. Cuando están en movimiento, los trabajadores llevan a las crías de la colonia. Contrariamente a la creencia popular, la mayoría de las hormigas guerreras son relativamente inofensivas para los mamíferos, aunque muerden. En Sudamérica, a las hormigas guerreras se les llama legionarias o marabunta.

11. Hormigas bala

La hormiga bala

Las hormigas bala reciben su nombre del insoportable dolor que infligen con su venenosa picadura, que está clasificada como la más insoportable de todas las picaduras de insectos en el Índice de Dolor por Picadura de Schmidt. Estas enormes hormigas, que miden una pulgada de largo, habitan en los bosques tropicales de las tierras bajas de América Central y del Sur.

Las hormigas bala viven en pequeñas colonias de sólo unos pocos cientos de individuos en la base de los árboles. Se alimentan en el dosel de los árboles en busca de insectos y néctar. El pueblo Satere-Mawe de la cuenca del Amazonas utiliza hormigas bala en un ritual que significa hombría. Varios cientos de hormigas bala se entretejen en un guante, con las mandíbulas hacia adentro, y los jóvenes deben usar el guante durante 10 minutos. Repiten este ritual hasta 20 veces antes de ser llamados guerreros.

12. Hormigas acacia

Hormiga de las acacias

Las hormigas acacia son llamadas así por su relación simbiótica con los árboles de acacia. Viven dentro de las espinas huecas del árbol, y se alimentan de nectarios especiales en la base de sus hojas. A cambio de este alimento y refugio, las hormigas acacias defenderán vigorosamente su árbol anfitrión de los herbívoros. Las hormigas acacias también cuidan el árbol, podando cualquier planta parasitaria que intente utilizarlo como huésped.

13. Hormigas faraonas

Hormigas faraonas

Las hormigas faraonas diminutas son omnipresentes, difíciles de controlar. Invaden las casas, las tiendas de comestibles y los hospitales. Las hormigas faraonas son nativas de África, pero ahora habitan en todo el mundo. Son una seria preocupación cuando infestan los hospitales, ya que estas plagas son portadoras de una docena de patógenos infecciosos.

Las hormigas faraonas se alimentan de todo, desde refrescos hasta betún para zapatos, así que casi cualquier cosa puede atraerlas. El nombre de la hormiga faraona se le dio a esta especie porque se creía que era una de las plagas del antiguo Egipto. También se las conoce como hormigas de azúcar y hormigas meonas.

14. Hormiga mandíbula trampa

Hormiga mandibula de trampa

Son del género Odontomachus. cazan con sus mandíbulas bloqueadas a 180 grados. Los pelos desencadenantes o gatillos de las mandíbulas apuntan hacia adelante, hacia la presa potencial. Cuando una hormiga Odontomachus siente que otro insecto roza estos pelos sensibles, cierra sus mandíbulas con una rapidez fulminante.

Los científicos han registrado la velocidad de sus mandíbulas a 145 millas por hora. Cuando está en peligro, una hormiga de mandíbula trampa puede apuntar con la cabeza hacia abajo, cerrar las mandíbulas y propulsarse a sí misma fuera de peligro.

15. Hormiga acróbata

Hormiga saltadora

Las hormiga acróbata levanta su abdomen en forma de corazón cuando es amenazada, como si fueran pequeños animales de circo. Sin embargo, no se echarán atrás en una pelea y cargarán contra la amenaza mordiendo. Las hormigas acróbatas se alimentan de sustancias dulces, incluyendo la melaza que segregan los pulgones. Construirán pequeños graneros usando trozos de plantas sobre su “ganado” de pulgones. Las hormigas acróbatas a veces anidan en interiores, especialmente en áreas con humedad constante.

16. Hormigas tejedoras

Hormigas tejedoras

Las hormigas tejedoras construyen nidos sofisticados en las copas de los árboles cosiendo las hojas juntas. Los trabajadores comienzan usando sus mandíbulas para juntar los bordes de una hoja flexible. Otros trabajadores llevan las larvas al lugar de la construcción, y les dan un apretón leve con sus mandíbulas. Esto hace que las larvas exuden un hilo de seda, que los trabajadores pueden usar para unir las hojas.

Con el tiempo, el nido puede unir varios árboles. Como las hormigas acacias, las hormigas tejedoras protegen a sus árboles anfitriones.